¡Este taxista está como una cabra!

Hoy me ha pasado una de esas cosas que cuando la vives no te la acabas de creer del todo. Resulta que hoy me tocó ir a Jakarta a arreglar unos asuntillos en la embajada, cuando terminé me puse a buscar un taxi para volver al aeropuerto.

Primero intenté montarme en uno que ya estaba ocupado, a la pobre señora que iba dentro casi le da algo, no entendí mucho de lo que decía pero golpeaba la ventana histéricamente, y menos mal que montó un escándalo que si no me siento en su regazo sin darme cuenta.

Después de este fallido primer intento fui a por otro taxi, como yo siempre aprendo de mis errores, esta vez me cercioré concienzudamente de que no había nadie dentro. Y efectivamente, cuando me monté descubrí que no había nadie… ni siquiera estaba el conductor. Si llegan a estar las llaves puestas, hubiera probado suerte a vivir como taxista. Como no lo estaban, me bajé un poco decepcionado y probé suerte de nuevo.

¡Y ahora sí que conseguí uno con conductor y sin pasajeros! Estaba tan satisfecho conmigo mismo por semejante logro que decidí darle conversación al taxista. Le lanzé en rápida sucesión las 4 frases que me sé en indonesio, creando la ilusión de que hablo fuidamente el idioma. Así que el me respondió alegremente (aunque no sé lo que me dijo), luego le vi la intención de preguntarme algo, así que me adelanté y le hice yo la pregunta. El me respondía cada vez más contento, es que el pobre hombre necesitaba hablar, de esto no me cupo duda cuanso se lanzó a contarme su vida, me habló de su natal Sumatra, de cómo escapó de los campos de labranzas para conducir un taxi en Jakarta y de más cosas que no acabé de entender.

Con meses de práctica he refinado una técnica para dar la impresión de que entiendes perfectamente a tu intelocutor aunque no tengas ni idea de lo que dice. Consiste básicamente en una combinación de asentimientos, murmullos, caras de asombros y preguntas neutrales. Pero el dichoso taxista me pilló, mira que presentía que la cara de asombro no era la respuesta adecuada para aquella pregunta. En fin… después de aquello el hombre empezó a hablarme más despacio y yo empecé a chapurrear alegremente mi indonesio.

Y así nos hicimos amigos, o eso debió de pensar en él, porque en mitad de la autopista, para mi absoluto asombro, va y para el coche en el arcén. Lo primero que pensé fue: si me va a atracar ha elegido un sitio horroroso, será un atracador amateur. ¡Pero no! lo que me dijo después fue: “Sorry, sorry, pipis!”. Y se bajó del coche como alma que lleva el diablo.

Y allí, en medio de la autopista, dejó el taxi con las luces de emergencia y se fue a la mediana a aliviar sus necesidades. Por un momento, sentado en el asiento trasero, pensé que no era más que un sueño. Desde luego la situación era de lo más surreal.

Por cierto, tendrías que haber visto la cara de alivio con la que volvió al taxi, muy a mi pesar tuve que soltar una carcajada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cosas sorprendentes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¡Este taxista está como una cabra!

  1. isabbaghzzat dijo:

    Buenísimo..no he podido evitar partirme de risa leyendo tu entrada

  2. Samuel dijo:

    jajaja que grande!!!
    Sorprende que en una ciudad tan grande no se haya perdido la naturalidad y espontaneidad..

    • Víctor dijo:

      En Jakarta te puedes encontrar de todo, hay que tener en cuenta que muchos indonesios la miran como el dorado, el sitio donde encontrar un trabajo bien remunerado. Pero no sólo te encuentras indonesios de todas partes del país, también te encuentras extranjeros de todas partes del mundo. Con una variedad así, las sorpresas están aseguradas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s