Taman Safari

A poco más de una hora desde aquí, por la carretera que une Surabaya y Malang, se encuentra el Taman Safari, uno de esos lugares que no puedes dejar de visitar.

Taman Safari es una especie de zoo gigantesco… sólo que los animales no están en jaulas. Pasean libremente y tú junto a ellos.  Bueno, no se te permite pasear exactamente, cosa que tampoco es muy deseable en presencia de tigres y leones. Hay básicamente dos maneras de recorrer el Safari, en una guagua que sale cada pocos minutos o en tu propio coche. Por supuesto, la última opción es la mejor con diferencia.

Si tienes la mala suerte de toparte con una guagua delante tuya, a veces se forman pequeños atascos. Pero aún así la experiencia no puede ser más encantadora.

Realmente me sentí como un niño cuando, nada más comenzar el safari, una llama se me acercó y la tuve a apenas 15cm.

Y cuando una cebra se plantó delante del coche que había alquilado, descubrí maravillado que no tenía ninguna prisa por seguir la ruta y que la miraba fascinado.

Sí, como un niño.

Ver a leones y tigres campar a sus anchas también produce una sensación de salvaje alegría. Incluso aunque los pilles durmiendo.

Si alguno se pregunta como es posible que unos no se coman a otros, aclararé que hay diferentes zonas en el Taman Safari, las zonas se separan unas de otras con unas rejillas a modo de alcantarilla en el suelo. Un vehículo no tiene problemas para cruzar esas rejillas debido al grosor de las ruedas, pero si un animal intenta atravesarlas, sus patas quedan atrapadas y hace falta la ayuda del personal para sacarlo de ahí.

Mis ojos seguían brillando cuando terminé el recorrido.

Pero es que, aunque había visto desde jabalíes…

…hasta dragones de Komodo…

…las sorpresas no habían hecho más que comenzar. Después de la pequeña aventura entre aniamles salvajes, llegas a un centro de visitantes en donde puedes ver diferentes shows (elefantes, focas, papagayos y muchos más) y si te sientes con ánimos, incluso puedes dar un paseo en elefante. También hay una casa del terror, aunque no sé muy bien que pinta en medio de todo aquello.

Desgraciadamente, al rato de llegar allí los cielos se abrieron y una lluvia interminable empezó a golpear sin miramientos a personas y animales. Los shows se suspendieron y yo me quedé sin paseo en elefante.

Pero volveré.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Animales en libertad, Safari. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Taman Safari

  1. Carmelo dijo:

    Joerrrr como el Loro Park…

    ¿El coche tiene el volante por la derecha?

    Un saludo

  2. Víctor dijo:

    Sí, por la derecha. Es toda una aventura conducir por la derecha, ¿Tú alquilaste un coche en Inglaterra?

    Yo cada vez que iba a poner el intermitente, ponía el limpiaparabrisas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s